Lectura recomendada: Walter Murch, On the Blink of an eye

Como estamos en verano quizás, afortunadamente, muchos de los que nos dedicamos a esta profesión por fin podamos desconectarnos un poco de nuestras máquinas, ordenadores, computadoras y otros gadgets sin los que no podemos vivir el resto del año. Por eso puede que sea ahora el momento de recomendar una lectura y cambiar el teclado por un libro. Eso sí un libro inevitablemente relacionado con el mundo audiovisual. Pero no os preocupeis, es bastante corto y lo suficientemente ligero como para llevar a la playa o la piscina.

“El momento del parpadeo, un punto de vista sobre el montaje cinematográfico”

Se trata de “On the Blink of an eye”, traducido al español como “El momento del parpadeo, un punto de vista sobre el montaje cinematográfico” , escrito por Walter Murch, una lectura casi obligada para todos aquellos dedicados a la edición, el montaje o en general cualquier disciplina audiovisual.

Murch, reconocido montador de cine, no sólo habla de sus experiencias con directores de renombre como Coppolao su trabajo en películas de culto como El padrino o Apocalipsis Now, si no que elabora teorías y analiza la importancia del montaje, del corte preciso, de ese arte invisible que muchos no ven.

Son análisis y disquisiciones realmente interesantes que nos llevan a darnos cuenta de la importancia del montaje en cualquier producción audiovisual. Murch considera que el montaje es como abrirse camino en un denso bosque,que serían la multitud de planos y brutos de rodaje, hasta descubrir un camino claro y despejado.

Montar se trata de una continua toma de decisiones, descartes de unos planos y repesca de otros que previamente no se habían considerado… Además analiza por qué unos cortes funcionan y otros no e incluso enumera una serie de normas (la regla del 6) que cualquier corte debe cumplir y en el que prevalece, ante cualquier correción técnica tan exaltada tradicionalmente en las escuelas audiovisuales (raccord de ejes, miradas, espacios…) el concepto de Emoción, entiéndase ésta en relación a la historia contada y al espectador, norma que como mínimo debe cumplir toda decisión de montaje.

Por otro lado hace interesantes apreciaciones como que el editor o montador, a ser posible debe estar completamente ajeno a las condiciones del rodaje, los pros y lo contras que hicieron que tal plano se rodada de tal o cual manera, el presupuesto que costó tal toma, o la cantidad de veces que se tuvo que repetir… de esta manera es más libre a la hora de montar y no estará ligado emotivamente al rodaje (cosa que director sí está) con lo cual no dará prevalencia a unas tomas frente a otras.

De esta manera se asegura de no comprometer su “mirada” y ver sólo lo que hay en pantalla para así poder hacer un montaje lo más sincero posible, no metiendo con calzador tomas, que por lo costosas en tiempo o dinero, se vea obligado a introducir, rompiéndo el ritmo del montaje.

En definitiva una interesante lectura, que además en su 2ª edición cuenta con un anexo referente a los nuevos medios técnicos de edición (creo que la edición española no está actualizada en este sentido). Murch actualmente suele montar con Final Cut aunque también se mueve con Avid.

  • Como nexo a esta lectura recomiendo también el visionado de un estupendo documental de la BBC llamadoThe Cutting Edge: The magic of Movie Editing. El enlace que os dejo es sólo un resumen en 6 partes, pues el documental completo dura más de hora y media. Al menos este resumen cuenta con subtítulos en español. En él podemos ver al propio Walter Murch y un gran elenco de montadores y directores hablando sobre el arte del montaje.