Las secuencias de títulos de créditos son la carta de presentación de una película. Condensan la historia, nos enganchan… y muchas veces son mejores que la propia película. Estas pequeñas piezas introductorias son en sí misma obras de arte. Crean tendencias estéticas, son referente del diseño, de la animación… Antes de que la publicidad se apropiara de los motion graphics e inundara con ellos las pantallas, llevaban ya mucho tiempo abriendo sesiones en las salas de cine…

Por eso es de agradecer que alguien nos ofrezca en una página como Forget the film, watch the titles, una recopilación de Main Title míticos y actuales. Eso sí, con ausencias importantes como Saul Bass o Kyle Cooper, por cuestiones legales y de derechos de autor.
Una web muy recomendable para tomar inspiración o simplemente disfrutarla